FANDOM


Tercera Epístola de Juan
Jose leonardo-san juan
Datos básicos
Autor Juan Evangelista
Fecha Finales del siglo I
Lugar Éfeso
Idioma Griego
Abreviatura 3 Jn
Números
Capítulos 1
Versículos 15
Nombre
Hebreo ןנחוי ‎ג
Griego III Ιωάννης
Latín III Ioannes
Más datos
Testamento NT
Sección Epístolas
Número de libro 26
Otros datos
Eventos Importantes Diferencias con Diótrefes
Personas Importantes Gayo
Diótrefes
Demetrio


La Tercera Epístola de Juan es un libro de la Biblia, en el Nuevo Testamento. Es el segundo libro más corto en la Biblia cristiana entera, tras la segunda de Juan.[1]

Fecha

Las tres cartas de Juan probablemente fueron escritos dentro de unos pocos años de diferencia y la evidencia interna indica que fueron escritos después del Evangelio de Juan, colocándolos en la segunda mitad del primer siglo. Esta datación tiene sentido dada su alusiones y oposición a las enseñanzas gnósticas y docéticas, que negaba la plena humanidad de Jesús y que fue ascendiendo a finales del siglo I.
Dodd aboga por una fecha entre 96-110, concluyendo por la ausencia de referencias a la persecución en las cartas que fueron escritas probablemente después del duro reinado del emperador romano Domiciano, cuya persecución de los cristianos parece haber llevado a la escritura del libro de Apocalipsis. Dodd observa, sin embargo, que podrían haber sido escritos en la época anterior a Domiciano, que es probable que si el autor era un discípulo personal de Jesús. Marshall sugiere una fecha comprendida entre los 60 y 90 años. Sugiere Rensberger una datación del año 100, en el supuesto de que el Evangelio de Juan fue escrito en el año 90. Brown argumenta a favor de una fecha de entre 100 y 110, en estrecha proximidad tiempo de las tres cartas. Una fecha pasada de 110-115 es poco probable, por que partes de 1 Juan y 2 Juan se cotizan en los escritos de Policarpo y Papías.
Las cartas no indican la ubicación de la autoría, pero desde las primeras citas de ellas en los escritos de Policarpo, Papías e Ireneo, provienen de la provincia de Asia Menor, es probable que las epístolas fueron escritas también en Asia. La tradición de la Iglesia por lo general las coloca en la ciudad de Éfeso.[2]

Destinario

La carta aparece dirigida a un hombre llamado Gayo,el hombre de una de las iglesias de Asia Menor,pero no se sabe con exactitud si se trata de la misma persona que vivía en Macedonia y que es citado en Hechos 19:29 o el corintio mencionado en Romanos 16:23 o el que vivía en Derbe,citado en Hechos 20:4.

Propósito

Fue escrita con el propósito de encomendar a Gayo a un grupo de cristianos liderados por Demetrio, que eran extraños en el lugar donde este vivía y que tenían la misión de predicar el evangelio. Se les había denegado la hospitalidad por parte de un jefe cristiano del lugar, Diotrefes.[1]
El propósito de la carta es fomentar y fortalecer a Gayo y le advierte contra Diótrefes, que se niega a cooperar con el autor de la carta.[2]

Características

El lenguaje de esta epístola es excepcionalmente similar al de segunda de Juan y es de consenso entre los eruditos que el mismo hombre escribió ambas cartas. Sin embargo, existe un debate sobre si el Juan que escribió estas cartas es el mismo que redactó el Evangelio de Juan, la primera de Juan y el Apocalipsis.
A partir de la oposición que Harnack y otros autores han hecho de "iglesia-institución" con el ministro Diotrefes e "iglesia-carisma" que defiende la acción de Gayo, concluyen que la eclesiología subyacente a las cartas es opuesta a la de Pablo de Tarso y supondría un mayor valor del individuo ante una institucionalización excesiva.[1]
No hay exposición doctrinal en esta epístola, siendo estrictamente una carta personal, cuyo tema central es la importancia de la hospitalidad, especialmente a los misioneros cristianos. Este es el libro de la Biblia con menos palabras, aunque 2 Juan tiene menos versos. También es el único libro del Nuevo Testamento que no contiene los nombres de "Jesús" o "Cristo".[3]
La literatura de la iglesia primitiva no contiene ninguna mención de la epístola, la primera referencia a la misma aparece en la mitad del siglo III. Esta falta de documentación, aunque probablemente debido a la extrema brevedad de la epístola, causó que los escritores de la iglesia primitiva dudaran de su autenticidad hasta principios del siglo V, cuando fue aceptada en el canon junto con los otros dos epístolas de Juan.
La ubicación de la escritura es desconocida, pero la tradición la sitúa en Éfeso. La epístola se encuentra en muchos de los manuscritos más antiguos del Nuevo Testamento, y su texto es libre de las principales discrepancias o variantes textuales.[2]

Contenido

Personajes

Además de Juan y Gayo, lo otros dos personajes que son mencionados en la carta son Diótrefes y Demetrio. Gayo es descrito como un hombre generoso y hospitalario que dio cobijo a los misioneros en su hogar. Demetrio se menciona como alguien que ama la verdad y sería otro destacado miembro de las Iglesias en Asia.
Diótrefes se expone como un tipo que se encarga de sus propios intereses y trata de utilizar hasta la Iglesia local para alcanzar el poder. Era un hombre que despreciaba la autoridad del Apóstol, actuando con el orgullo y la soberbia, causando división en la Iglesia.[3]

Gayo

Gayo parece haber sido un hombre rico, ya que el autor de la epístola, que se identifica sólo como "el Anciano", no cree que impondría indebidamente en él el organizar algún recibiento de predicadores por un corto tiempo.El Anciano pudo haber convertido Gayo,ya que lo llama su hijo en la fe.
El nombre de Gayo aparece tres veces en el Nuevo Testamento.En primer lugar,hay un Gayo cristiano en Macedonia que era compañero de viaje de Pablo,junto con Aristarco(Hch 19:29).Un capítulo más adelante,un Gayo de Derbe es nombrado como uno de los siete compañeros de viaje de Pablo, que lo esperaban en Troas (Hch 20:4).
A continuación,un Gayo se menciona que reside en Corinto como una de las pocas personas allí junto a Crispo y a la familia de Estéfanas que fueron bautizados por Pablo,quien fundó la Iglesia en esa ciudad (1 Co 1:14).Por último,un Gayo se hace referencia en el saludo final de la Epístola a los Romanos (Ro 16:23) como "anfitrión" de Pablo y también de acogida de toda la iglesia.Sin embargo,no hay ninguna razón para suponer que alguno de estos hombres fueron el Gayo de 3 Juan.

Los misioneros

El Anciano continúa la carta elogiando Gayo por su lealtad y su hospitalidad hacia un grupo de hermanos. Estos hermanos en la fe eran misioneros que, de conformidad con el mandato de Jesús en Marcos 6:8-9, han emprendido un viaje sin ningún dinero. El Anciano solicita a Gayo que proporcione ayuda a los hermanos para que continúan su viaje.

Diótrefes

El Anciano describe su conflicto con Diótrefes, que no reconoce su autoridad y excomulga a aquellos que, como Gayo, acogen misioneros enviados por el Anciano. El Anciano menciona una carta anterior que ha escrito para la iglesia que estaba suprimida por Diótrefes y dice que tiene la intención de visitar la iglesia y enfrentarse a Diótrefes.
La iglesia es aparentemente conocida por Gayo, pero es probable que este no sea miembro de la misma; ya que, de lo contrario, el Anciano no tendría que proporcionarle información sobre las actividades de Diótrefes. La disputa entre Diótrefes y el Anciano parece estar basado en el liderazgo de la iglesia y la autoridad en lugar de la doctrina, ya que el Anciano no acusa a Diótrefes de enseñar herejías.

Conclusión

El versículo 12 introduce otro llamado a Demetrio que fue ordenado por Juan como obispo de Filadelfia. Demetrio era probablemente un miembro del grupo de misioneros la carta recomienda a Gayo. Las cartas de recomendación eran bastante comunes en la iglesia primitiva, como lo demuestran los 2 Corintios 3:1, Romanos 16:1-2 y Colosenses 4:7-8.
El Anciano, antes de terminar la carta, dice que tiene muchas otras cosas que contar a Gayo y que planea hacer un viaje a verle en un futuro próximo. El verso de cierre: "La paz sea con vosotros. Los amigos te saludan. Saludos a los amigos, uno por uno", es un típico saludo de la correspondencia contemporánea, "La paz sea contigo" es un saludo adoptado por los cristianos de los judíos.[2]

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 Tercera epístola de Juan
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Third Epistle of John
  3. 3,0 3,1 Terceira Epístola de João