FANDOM


Información

La Segunda Epístola a los Corintios es el octavo libro del Nuevo Testamento de la Biblia.Pablo de Tarso y Timoteo escribieron esta epístola "a la iglesia de Dios que está en Corinto,con todos los santos que están en toda Acaya".(1:1).[1]

Autor

Es una carta escrita por Pablo de Tarso a la comunidad cristiana en Corinto.Poco después de escribir su primera carta a los Corintios,Pablo salió de Éfeso para llegar a Macedonia.Está carta fue escrita por el año 57.[2]

Composición

Si bien no hay duda entre los estudiosos que Pablo es el autor,hay una discusión sobre si la epístola fue originalmente una sola carta o compuesta a partir de dos o más cartas de Pablo.Aunque el Nuevo Testamento sólo contiene dos cartas a los Corintios,por la evidencia en las cartas se sabe que escribió al menos cuatro:

  • 1 Corintios 5:9:"En mi carta les decía que no tuviera trato con la gente de mala conducta." Se refiere a una carta anterior,a veces llamada la "carta de advertencia".
  • La Carta severa:Pablo se refiere a una anterior carta escrita en lágrimas en 2 Corintios 2:3-4 y 7:8.1 Corintios no coincide con esa descripción;por lo que esta carta pudo haber sido escrita entre 1 Corintios y 2 Corintios.
  • El brusco cambio de tono de armonioso a amargo reproche en 2 Corintios 10-13 ha llevado a muchos a especular que los capítulos 10 a 13 forman parte de la "carta de las lágrimas",que era de alguna manera marcada en la carta principal de Pablo.Los que no están de acuerdo con esta evaluación por lo general dicen que la "carta de las lágrimas" ya no existe.
  • Algunos estudiosos también encuentran fragmentos de la "carta de advertencia", o de otras cartas, en los capítulos 1-9;por ejemplo,parte de la "carta de advertencia" se conserva en 2 Corintios 6:14-7:1,pero esta hipótesis es menos popular.[3]

Contenido

Pablo recuerda a los Corintios que sus sustento era dispensado por los hermanos de Macedonia,es decir,por la comunidad de Filipos,según se desprende de Filipenses 4:15-16,que a ellos nunca les fue gravoso y que su predicación fue gratuita.
2 Corintios 11:22-29 es uno de esos pasajes de tono arduo y polémico en los que Pablo defiende su labor predicadora y su condición apostólica,extendiéndose en un relato pormenorizado de las penurias y padecimientos soportados.
Pablo reafirma su origen judío diciendo de sus enemigos:¿Son hebreos? Yo también. ¿Son israelitas? Yo también.¿Son descendientes de Abraham? Yo también. Dado que Pablo defendía una relajación de la ley judía para los cristianos gentiles, el sector judaizante de las comunidades le acusaba de ser poco judío, máxime cuando era de Tarso, es decir, un judío de la diáspora.Pablo se defendía diciendo yo más, es decir, yo soy tan judío como el que más y cuando perseguí a la iglesia fui su más celoso perseguidor.Pablo continúa la misma argumentación para defenderse de otra de las acusaciones que se le hacían. Pablo se consideraba ministro de Cristo en virtud de su encuentro con él en Damasco.En todas sus epístolas recordaba que su apostolado era de origen divino y tampoco aceptaba que se lo tuviese por menos apóstol que otros.
El aguijón o espina en la carne puede referirse a una dolencia física o a un malestar espiritual.Aún pudiendo tratarse de una enfermedad física,Pablo la interpreta como efecto espiritual que contrapesa el orgullo que le podría sobrevenir por la excelencia única de sus experiencias espirituales.Dicha espina podría ser la misma enfermedad que le sobrevino durante la predicación a los gálatas (Gálatas 4:13-15).

Objetivo

Tiene como finalidad la apologética del ministerio apóstolico de Pablo.Tras observar el fruto de su primera epístola con la creación de nuevas comunidades cristianas, la segunda carta se dirige nuevamente a estos conversos, a los que se trata con gran cariño.[4]
Al final de la primera carta a los Corintios,Pablo expresaba el deseo de volver a visitarlos muy pronto;pero como no lo pudo hacer,lo tomaron muy mal.Por otra parte,algunos predicadores judaizantes trataban de destruir entre los Corintios la autoridad de Pablo,quien conociendo muy bien a unos y a otros,les envió un mensajero,que fue ofendido gravemente,e incluso algunos miembros de la comunidad se rebelaron abiertamente contra el apóstol.Pablo escribió la carta entre lágrimas en que exigía la sumisión de la comunidad y la envió por medio de Tito.La carta fue entregada y la misión de Tito tuvo éxito.[5]

Nota y referencia

  1. Second Epistle to the Corinthians
  2. Segunda epístola a los Corintios
  3. Second Epistle to the Corinthians
  4. Segunda epístola a los Corintios
  5. Biblia Latinoamericana,Nuevo Testamento,pág 365