FANDOM


Libro de Malaquías
Malachi
Datos básicos
Autor Malaquías
Fecha 460 a.C.
Lugar Jerusalén
Idioma Hebreo
Abreviatura Mal
Números
Nombre
Hebreo יִכָאְלַמ
Más datos
Testamento Antiguo Testamento
Sección Profetas Menores
Número de libro 12
Otros datos


El Libro de Malaquías es un libro del Antiguo Testamento en la Biblia cristiana y de la Tanaj en la religión judía, escrito por el profeta Malaquías. Posiblemente este no era el verdadero nombre del autor, puesto que Malaki significa 'mi mensajero', 'mi enviado' o 'mi ángel' en hebreo.

Autor

El libro es de la colección de los doce profetas menores y también el último libro de la biblia hebrea se atribuye comúnmente a un profeta de nombre Malaquías. Aunque el apelativo Malaquías ha sido considerado generalmente como un nombre propio su significado es, en hebreo, "mi mensajero" es decir el mensajero de Dios. Existe un debate sobre la identidad del autor del libro.

En el Talmud se identifica a Malaquías con Mardoqueo y en el tárgum de Jonathan o tárgum de Jerusalén se le identifica con Esdrás. San Jerónimo opinaba que esto último era debido al hecho de que los judíos veían a Esdrás como un intermediario entre los Profetas y la Gran Sinagoga. No hay, sin embargo ninguna evidencia que apoye esta tesis.

Algunos eruditos observan afinidades entre la segunda parte del libro de Zacarías y el libro de Malaquías.En efecto, Zacarías 9 y 12 y Malaquías 1, empiezan con las palabras "Oráculo. Palabra de Yahvé". Algunos eruditos mantienen que esta colección estaba formada originalmente por tres profecías independientes y anónimas. Dos de ellas fueron añadidas al libro de Zacarías formando lo que ellos llaman el DeuteroZacarías o Segundo Zacarías y la tercera profecía es el actual libro de Malaquías. Por tanto el libro de Malaquías sería la obra de un autor quien podía ser identificado por el título de Malaquías (Mi Mensajero).

La actual división de los oráculos del libro de los profetas menores en doce partes presenta un paralelismo con los doce hijos de Jacob que fueron los patriarcas de las doce tribus de Israel.

Nada se sabe de la biografía del autor del libro de Malaquías aunque se ha sugerido que era un levita, lo cual es curioso teniendo en cuenta que Esdrás fue un sacerdote judío. Los libros de Zacarías y Ageo fueron escritos durante la vida de Esdrás (5:1), lo que quizás explique las semejanzas de estilo. Aunque la teoría de que Esdrás fue el autor del libro de Malaquías es discutible, no hay ninguna otra teoría que sea dominante.

Fecha y lugar

No hay muchos detalles históricos en el libro de Malaquías. El más importante dato para fecharlo está en el uso de la palabra gobernador (pehâ) en 1:8.

El Libro de Malaquías era conocido por el autor del Eclesiástico,quien menciona a los "doce profetas" en 49:10. Por estas razones y los temas del libro, la mayoría de los eruditos le asignan una fecha de composición en torno al 460 a.C., entre los libros de Ageo y Zacarías y un poco antes de que Nehemías llegara a Jerusalén en el 445 a. C.

El libro de Malaquías trata directamente, y al parecer de primera mano, de los abusos en la gestión del recién restaurado Templo de Salomón. Por eso, fue escrito casi con absoluta certeza en Jerusalén.

Contenido

El libro de Malaquías se divide en tres capítulos en la Biblia hebrea y en la Septuaginta y la Vulgata lo divide en cuatro.

Debemos observar que la mayoría de los eruditos consideran que el libro está compuesto de seis oráculos distintos. De acuerdo a este esquema, el libro de Malaquías consiste en una serie de disputas entre Yavé y los distintos grupos de la comunidad israelita. En el libro, Yavé está justificado mientras que los que no se adhieren a la ley de Moisés son condenados.

El libro de Malaquías recoge varios temas de otros libros del Antiguo Testamento. Malaquías recurre a la historia de la rivalidad entre Jacob y Esaú y a la elección de Jacob por Yavé contenida en el libro del Génesis 25-28. Malaquías recuerda a su audiencia que, como descendientes de Jacob, han sido y continúan siendo favorecidos por Dios como el Pueblo Elegido.

En la segunda disputa, Malaquías advierte a los sacerdotes que ofrecen sacrificios inaceptables recordando el Código Deuteronómico.

En la tercera disputa, relativa al divorcio y al repudio, el autor intenta probablemente que su argumento sea comprendido a dos niveles. Malaquías ataca la práctica de divorciarse de esposas judías en favor de las extranjeras, una práctica que Esdrás vehemente condenó, y alternativamente condena el hecho de que el pueblo de Israel se separara de la ley de Dios para acercarse a las leyes paganas de los otros pueblos, dando a entender que era una infidelidad espiritual.

En la cuarta cuestión asegura que el juicio llegará en forma de un mensajero que es "fuego de fundidor y lejía de lavandero"(3:2), Dios se hará presente y juzgará a los hechiceros, adúlteros, los que juran en falso, los que oprimen al jornalero, a la viuda y al huérfano y los que agravian al forastero.

En la quinta cuestión amonesta a los que defraudan en el pago del diezmo y ofrece al pueblo la posiblididad de enmendar su conducta y entonces Yavé abrirá las esclusas del cielo y derramará la benéfica lluvia.

En la sexta cuestión, el pueblo de Israel manifiesta su desilusión. Dios afirma que el malvado será castigado y el justo será recompensado.

A la luz de lo que Malaquías considera un juicio inminente, exhorta a su audiencia a recordad la ley de Moisés y las normas y preceptos del Horeb para todo Israel. Antes del día del Señor, Malaquías declara que Elías volverá a la Tierra para reconciliar a los padres con los hijos y a los hijos con los padres.

En el cristianismo

Aunque muchos cristianos entienden que las profecías sobre Elías, citadas de Malaquías, son atribuidas a la figura del hombre de preparó el camino al ministerio de Jesús y quien lo bautizó, Juan el Bautista, la mayoría de los judíos esperan la venida del profeta Elías.

Creencias Mormonas

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días enseña que el profeta Elías se apareció a Joseph Smith, fundador de esa iglesia, el 3 de abril de 1836, en la Pascua de ese año, cumpliéndose así la profecía de Malaquías.[1]

Referencia

  1. Libro de Malaquías